buscar un santo:

San Pedro Crisólogo

San Pedro Crisólogo
nombre: San Pedro Crisólogo
título: Obispo y doctor de la Iglesia
recurrencia: 30 de julio




Apenas le conocemos más que como doctor. Nació en Imola (Italia) y allí murió. Fue obispo de Ravena durante 20 años.

Conservamos de él 180 sermones llenos de espiritualidad y sentido común. Con justicia se le ha puesto el apodo de Crisólogo (pico de oro). Su voz se levantaba, ecuánime, entre una civilización romana que se derrumbaba y una organización social apestada de bárbaros. El sabía mantener la calma a su alrededor y parecía esperar un futuro mejor.

Sembraba la tranquilidad de quien sabe que está cumpliendo siempre con su deber.

Las gentes se agolpaban para oírle; la palabra de Dios animaba sus sermones. Comentaba los milagros de Jesús, explicaba las parábolas, ensalzaba el valor de los mártires.

No discutía, no se enfadaba, no montaba espectáculos cuando subía al púlpito, pero su palabra era tan viva, que las gentes se pegaban por llegar a oírle de cerca.

Un día empezó así su sermón: "Largo tiempo he callado mientras duraban los calores, para que no me echasen la culpa de los ardores y enfermedades que pudieran originarse de la presión de las gentes. Pero como el otoño va templando el ambiente, podemos coger de nuevo el hilo de la palabra divina".

Lascia un pensiero su San Pedro Crisólogo

Ti può interessare anche:

- San Jesús Méndez Montoya
Sacerdote y Mártir
Sigue al santo del dia:

Sigue FB TW Pinterest Instagram
Banner Papa Francesco
Muestras los santos del día:
ver santos
Hoy 25 de julio es venerado:

San Giacomo il Maggiore
- Santiago el Mayor
Apóstol
Santiago el Mayor era hermano de san Juan Evangelista, hijo de Zebedeo y de María Salomé, originario de Betsaida de Galilea. Después de la Ascensión...
Otros santos de hoy
Mañana 26 de julio es venerado:

Santi Anna e Gioacchino
- San Joaquín y Santa Ana
Padres de la Inmaculada Virgen María
Santa Ana Sobre Santa Ana nada sabemos de cierto. No se menciona en el Nuevo Testamento y debemos basarnos en la literatura apócrifa, especialmente...
Otros santos de mañana