buscar un santo:

Santa Brígida de Suecia

Santa Brígida de Suecia
nombre: Santa Brígida de Suecia
título: Religiosa, fundadora
recurrencia: 23 de julio




Procedente de noble linaje y educada piadosamente, a la edad de catorce años fue casada con el caballero Ulf, príncipe de Nericia, al que amó profundamente y le dio cuatro hijos y cuatro hijas de las cuales destacó la que más tarde sería santa Catalina de Suecia.

El matrimonio educó a sus vástagos con modestia y disciplina, para evitar tormentas políticas decidieron peregrinar a Santiago de Compostela, por el camino vieron tanta miseria y violencia que a su regreso Ulf se retiró a un monasterio Cisterciense, donde moriría muy poco tiempo después. Brígida procuró acomodar antes a sus hijos y después fundó el monasterio de San Salvador de Wadstena, se olvidó de su rango aristocrático y se dedicó por entero a pobres y enfermos.

En 1344 Europa estaba convulsionada por el cisma de Occidente y decide viajar a Roma, donde con todas sus buenas obras aguantó hasta su muerte, envió cartas a los papas instándolos a abandonar el exilio en Aviñón, peregrinó a Tierra Santa, sus opiniones eran tenidas en cuenta en Roma, donde irradió un fervor especial al final de su vida, escribiendo mensajes evangelizadores a todo el mundo. Moriría santamente el día 23 de julio de 1373 en Roma,

Lascia un pensiero su Santa Brígida de Suecia

Ti può interessare anche:

- San Jesús Méndez Montoya
Sacerdote y Mártir
Sigue al santo del dia:

Sigue FB TW Pinterest Instagram
Banner Papa Francesco
Muestras los santos del día:
ver santos
Hoy 25 de julio es venerado:

San Giacomo il Maggiore
- Santiago el Mayor
Apóstol
Santiago el Mayor era hermano de san Juan Evangelista, hijo de Zebedeo y de María Salomé, originario de Betsaida de Galilea. Después de la Ascensión...
Otros santos de hoy
Mañana 26 de julio es venerado:

Santi Anna e Gioacchino
- San Joaquín y Santa Ana
Padres de la Inmaculada Virgen María
Santa Ana Sobre Santa Ana nada sabemos de cierto. No se menciona en el Nuevo Testamento y debemos basarnos en la literatura apócrifa, especialmente...
Otros santos de mañana