buscar un santo:

Visitación de la Virgen María

Visitación de la Virgen María
autor Frans Francken II año 1618 título La visita di Maria ad Elisabetta
nombre: Visitación de la Virgen María
recurrencia: 31 de mayo




El arcángel Gabriel, periodista de antaño, mientras daL. ba la noticia de la Encarnación del Verbo, filtró el rumor de que Isabel estaba de seis meses. Y María, ni corta ni perezosa, cargó con un hato de ropa y se lió monte arriba.

Dos cosas hacen sonreír de ternura:

1. María deja sus contemplaciones de las séptimas moradas con el Verbo en su seno, y se marcha a servir a su prima encinta. No era una visita de compromiso. Isabel, mayor y encinta, necesitaba ayuda, ya. No se hable más. Al monte. Tres meses sirviendo a su prima necesitada. Dulce compañía y dulce parto, con María comadrona, prima y sierva. La Virgen es el conjunto de Marta y María.

2. Tan pronto como María llegó a la puerta, entró la alegría en casa. Da gusto tener visitantes así, tan fecundos, tan generosos. "Tan pronto como llegó la voz de tu saludo a mis oídos, saltó de gozo el niño en mi vientre".

María, mensajera de alegría, nuestra Señora del gozo, estrella de la luz, sonrisa en los labios, cascabel andante, canción montañera, enamorada del aire, campesina de Dios, antesala del Espíritu Santo, ecologista de todos los tiempos.

Lascia un pensiero su Visitación de la Virgen María

Ti può interessare anche:

- San Jesús Méndez Montoya
Sacerdote y Mártir
Sigue al santo del dia:

Sigue FB TW Pinterest Instagram
Banner Papa Francesco
Muestras los santos del día:
ver santos
Hoy 08 de mayo es venerado:

Madonna del Rosario di Pompei
- Nuestra Señora del Rosario de Pompeya
El culto del Beato Virgo del Rosario de Pompeya, o, más sencillamente, de la Virgen de Pompeya, nace al final del 1800 a obra de Bartolo Longo, hoy Beato...
Otros santos de hoy
Mañana 09 de mayo es venerado:

San Pacomio
- San Pacomio
Abad
Abad, San Pacomio fue el primero padre del cenobismo monástico. Soldado Esneh tuvo ocasión de conocer a cristianos y fue empujado a imitarlos. Dejada...
Otros santos de mañana